Mantequilla de Avellanas

Mantequilla de Avellanas

Le llamo mantequilla porque triturando los frutos secos conseguimos esta textura característica de la mantequilla. Y es que ya sabemos que los frutos secos son fuente importante de grasas saludables.

Las avellanas que usemos mejor si son crudas para así conseguir más dosis de todos los nutrientes esenciales que tienen. Son ricas en hierro, en calcio, en magnesio, en ácido fólico, en zinc además de proteína vegetal y fibra.

En general son una alternativa para tomar en cualquier comida, que nos va a permitir tener energía para largo tiempo sin subidas de glucosa ni insulina en sangre.

Esta receta básica acepta una amplia gama de alternativas: con la zanahoria o la manzana; untada en pan de lino o de almendra sin gluten; cambiando el fruto seco obtenemos otra mantequilla totalmente distinta en sabor; según los condimentos que le añadamos tendremos mantequillas dulces o saladas: con cacao y stevia; con canela; con sal y jenjibre; con coco, stevia y vainilla…

Lista de ingredientes:

  • 1 puñado de avellanas o cualquier otro fruto seco
  • Una pizca de sal marina
  • Un chorrito de aceite de oliva.
  • Zanahorias, manzana, apio para tomarlo.

Preparación:

Trituramos las avellanas en el robot de cocina. Llegará un momento donde tenemos que parar casi constantemente para retirar de las pareces la pasta que se va formando. Agregar entonces como 1 cucharada de aceite de oliva y la sal marina. Seguimos triturando hasta que comience la mezcla a ser más untuosa. Aguantamos un poquito más y listo.

Servimos y acompañamos de fruta, zanahoria, apio…


sobre el autor

Mª Ángeles Díaz Martín

Facebook Google+

Nutricionista Clínico Colegiada, Coach de Salud, Experta en Sobrepeso y Síndrome de Intestino Irritable. Emprendedora y apasionada por el crecimiento personal para llevar tu salud y tu vida al siguiente nivel.

más recetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *