03-enformasana-coloquio-cancer

Coloquio Cáncer de mama

El pasado 19 de Octubre, tuve el placer (a pesar de los nervios) de participar en un Coloquio sobre el Cáncer de mama. Mis más sinceros agradecimientos a Centro Médico Enova, a Cristina Romero, Directora de la Unidad de Diagnóstico Multidisciplinar de la mujer y Radióloga y por supuesto a Bianca Muresan, Nutricionista del Hospital General de Valencia, por haberse prestado ayudarme.

La Nutrición es una ciencia relativamente reciente, de esto no hay duda, faltan muchos estudios por realizar para sacar conclusiones fiables.

Está claro que las recomendaciones generales de alimentación son adecuadas para muchas patologías entre ellas el cáncer.

Hay prácticas o efectos de nutrientes que a día de hoy no se pueden recomendar al 100% porque no tienen una base científica que lo atestigüe. No significa que no sea bueno pero no podemos recomendarlo por falta de evidencia a día de hoy.

Por eso debemos ser cautos en las recomendaciones y más si cabe desde mi papel como nutricionista.

Existen 3 ámbitos en los que la nutrición como herramienta puede ser de mucha utilidad. Hablo desde el ámbito de la prevención, como parte del tratamiento de cualquier cáncer, así como el post tratamiento.

La nutrición en el cáncer

Se sabe que la supervivencia global a los 5 años del diagnóstico del cáncer es del 82,8%. Esto significa que el post cáncer nos sitúa de nuevo en una 1º etapa la de “la prevención”, quizás con más problemas por los efectos secundarios del tratamiento. Me pregunto si a día de hoy existe la concienciación de cuidar lo que comemos como herramienta para prevenir el cáncer. Sé que hay personas que sí, pero yo creo que no las suficientes. En consulta me encuentro muchas personas con sobrepeso y problemas digestivos y llevan así mucho tiempo. En muchas ocasiones siguen tomándose el tratamiento nutricional a la ligera, como algo temporal con lo que conseguir adelgazar para la boda de su sobrino. Y posteriormente la cosa vuelve para arriba. Es una lástima tirar tiempo, esfuerzo, dinero y con ello empeorar la salud.

Lo que comemos, el deporte que realizamos, si fumamos o si tomamos alcohol forma parte del ambiente que hará o no, que se expresen nuestros genes. Y esto es súper importante porque en nuestro día a día tenemos la posibilidad de acercarnos o alejarnos a las enfermedades, entre ellas el cáncer. Y depende de nuestras decisiones. Aquí podemos actuar, y no es poco lo que te estoy diciendo. Durante el tratamiento del cáncer de mama, sobre todo por la quimioterapia, pueden aparecer síntomas que afectan a nuestro digestivo, como boca seca, disfagia, náuseas, pérdida de olfato o gusto, sabor a metálico, diarreas, estreñimiento… así como neutropenia, anemias u otros. Y aquí la nutrición es sumamente importante para asegurarnos que la persona ingiere los nutrientes que necesita para no desnutrirse debido al desgaste que supone tanto la enfermedad como el tratamiento con quimioterapia. Y cuando todo va acabando, lo que perdura hasta 3 o 5 años más tarde es el tratamiento hormonal con los síntomas propios de la menopausia, como los sofocos, hinchazón, sobrepeso u obesidad, insomnio, problemas cardiacos…

La nutrición va depender de la etapa por la que estemos pasando, pero en todas hay requisitos que podemos compartir: Debemos respetar la Alimentación. No menospreciar su efectividad. Llevemos una ALIMENTACIÓN SANA, EQUILIBRADA, VARIADA Y LO MENOS PROCESADA POSIBLE para darle a nuestro cuerpo todo lo que necesita y dejarle descansar de lo que no. Apostemos por MÁS MERCADO, MENOS SUPERMERCADO.

  • Consume frutas y verduras de temporada y solo las de temporada.
  • Haz el número de comidas que tolere tu cuerpo, nadie mejor que tú para saberlo. Pero cuidado con los extremos: ni te obligues ni pases de comer.
  • Cocina de manera suave y sencilla con caldos siempre que puedas, evitando los fritos, horneados muy tostados y los alimentos a la plancha secos y churruscados.
  • Hidrátate mucho. El agua no engorda, no adelgaza, queremos potenciar la eliminación de tóxicos con lo que cuanta más agua mejor.
  • Tu peso no debe bajar, el objetivo durante el tratamiento del cáncer no es adelgazar hay que intentar mantenerlo. Ya se bajará después.
  • La base de la alimentación debe de ser MATERIA PRIMA (sin procesar) con abundante: 
    • Verduras y Frutas con su fibra, agua y todos sus minerales, vitaminas antioxidantes y fitoquímicos como flavonoides (antocianidinas o taninos del vino, catequinas del té), los carotenos (licopeno del tomate antioxidante), glucosinolatos (azufre) brócoli, tomate.
    • Granos enteros y legumbres (panes de masa madre y de granos integrales reales, legumbres bien cocinadas).
    • Proteínas de carnes/pescados/huevos/lácteos de calidad: lo menos procesados posibles y alimentados en sus hábitat naturales porque esto va a incidir en los tipos de grasas que tienen: más grasa antinflamatoria. Mejor relación w6/w3
    • Se debe evitar a toda costa, y en esto no hay excepciones: el alcohol, la sal, el azúcar, el tabaco
  • Hay que moverse, sí o sí. Dependiendo de la etapa en la que estemos pero hay que moverse.

Disfrutar de comida REAL, y sana. Al igual que los tratamientos médicos son personalizados en base a la persona a la que se refieran, la alimentación debería de ser personalizada igualmente y para eso estamos los Dietistas & Nutricionistas. Somos personal cualificado que estudiamos y nos mantenemos actualizados y tratamos aportar esos conocimientos para mejorar la calidad de vida de las personas. Normalmente las personas que pasan por un cáncer no solo sufren el cáncer, sino que son pacientes pluripatológicos y nosotros somos el personal sanitario capaz de tenerlo en cuenta y realizar un tratamiento adaptado tanto a la diabetes, como al sobrepeso, como la neutropenia o la insuficiencia cardiaca.

Image

Y por último decir que actualmente hay varias líneas de investigación que prometen tratamientos más respetables con nuestro cuerpo, como la Inmunoterapia y la Inmunonutrición. Ambas están en estudio pero estoy segura que cada vez más la nutrición será aceptada como parte importantísima en el tratamiento y con ello, cada vez seremos más conscientes del gran papel que cubre en la prevención de todas las enfermedades de la civilización moderna. 

About the Author

Mª Ángeles Díaz Martín

Facebook Google+

Nutricionista Clínico Colegiada, Coach de Salud, Experta en Sobrepeso y Síndrome de Intestino Irritable. Emprendedora y apasionada por el crecimiento personal para llevar tu salud y tu vida al siguiente nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *